¿Alguna vez has pensado en la humedad de un edificio durante la temporada de lluvias? El agua es muy perjudicial para las construcciones, pues acelera la degradación de estas.

En PROFEST evitamos este problema con la impermeabilización, lo cual ayuda a proteger los edificios y casas de los daños que el agua pueda causar. Es mejor prevenir que lamentar.

Con la correcta aplicación de impermeabilizantes se mantiene seca la estructura del edificio al evitar filtraciones.

Evita que los daños ya existentes en una construcción se agraven al acumular agua.

Mantiene el calor dentro del edificio, lo que supone un ahorro energético y económico al ahorrar en calentadores.

Por último, la impermeabilización es benéfica para los habitantes, pues humedad es un riesgo para la salud y son causantes de enfermedades respiratorias o puede ser muy peligrosa para asmáticos.

Contacta a PROFEST y olvídate del agua con nuestros impermeabilizantes.